Si no quieres sufrir ataques de pánico cuando recibas la factura del agua, te conviene aprender trucos para detectar posibles escapes en tu sistema sanitario para solucionarlos lo más rápido posible. Con estos sencillos pasos aprenderás cómo detectar una fuga de agua en casa incluso cuando el problema no se aprecia a simple vista.

Y es que tener una fuga de agua te puede salir muy caro. Pues, la compañía del agua te cobra por el consumo que aparece reflejado en el contador y no por la que realmente utilizas.

Pero antes de indicarte qué es lo que debes hacer para localizar un escape, te interesa saber qué es una fuga de agua.

Las fugas de agua son escapes de agua muy frecuentes en viviendas, edificios e instalaciones deportivas como piscinas. Pueden ser la fuente de problemas que causan pérdidas económicas importantes a los propietarios e incluso derivar en problemas más graves y costosos.

Los principales motivos de fugas de agua están relacionadas con la antigüedad de las tuberías, una mala conexión entre las mismas o fuertes presiones de agua originadas por grandes lluvias o bombas de agua estropeadas.

Cómo detectar una fuga de agua en casa

como-detectar-una-fuga-de-agua-en-casa-localizar-fugas-de-agua-opt

 

La detección precoz de escapes de agua es primordial para evitar males mayores. Te importa, por lo tanto, seguir estos seis pasos que se te proponen para descubrir cómo detectar una fuga de agua en casa.

  1. Comprueba la válvula de alivio de presión en el tanque de agua caliente. Puede ser que la llave de paso sufra un escape y no te has hayas enterado. Si no ves nada a simple vista, acerca la oreja y verifica que no hay ningún ruido.
  2. Revisa el inodoro en busca de fugas quitando la parte superior del tanque y escuchando atentamente. En el caso que oigas un sonido raro, localiza de donde viene. Si no encuentras nada evidente, coloca un poco de colorante alimentario en el tanque. Si la taza empieza a teñirse, quiere decir que tienes una fuga.
  3. Si los baños están bien, verifica la línea que va del medidor a la casa.  Una manera sencilla de hacerlo es cerrando la llave de paso y acudir al contador del agua para examinar si sigue corriendo. También lo puedes averiguar si entre el contador y la válvula de paso hay humedades en la pared.
  4. Intenta localizar una fuga cerca de la casa.  Localiza todos los grifos de tu domicilio y constata que están bien cerrados. Para cerciorarte de que no sufran ninguna pérdida, puedes utilizar un destornillador. Cuando pongas su punta en la parte metálica del grifo podrás escuchar un ruido. Compáralo con el que oigas en los otros y en el que suene más fuerte la fuga estará más cerca, ésta es una manera sencilla de detectar una fuga de agua en casa.
  5. Comprueba otras posibles fugas: jardín, el cabezal de la ducha, piscina, etc. En el caso que sigas sin hallar indicio del escape de agua, verifica otros posibles puntos de tu hogar. Si tienes jardín, inspecciona todos los grifos, el sistema de riego, etc. También explora alguna posible fuga en la piscina. En tu vivienda, tantea la parte superior de la ducha en busca de pérdidas de agua.
  6. Si no encuentras la fuga, pide ayuda a los profesionales. Si después de seguir todas estas indicaciones al pie de la letra para descubrir cómo detectar una fuga de agua en casa, no logras hallar el problema que tienes en tu hogar, no te desesperes. Algunos escapes de agua no son sencillos de localizar ni de solucionar y requieren de la presencia de un profesional de la fontanería.

Consejos para evitar una fuga de agua

como-detectar-una-fuga-de-agua-en-casa-llave-de-paso

 

La sabiduría popular acostumbra a tener razón. Sobre todo, cuando dice aquello de “prevenir antes que curar”.

Aunque la mayoría de las fugas sean imprevisibles y sucedan sin más, simplemente porque tienen que ocurrir, vale la pena estar atento a estas recomendaciones, ya que aunque sepamos cómo detectar una fuga de agua en casa es mejor cuidar nuestro sistema de saneamiento para ahorrarnos más de un quebradero de cabeza.

  1. Instala filtros en las tuberías. Muchas veces sin ser conscientes de ello, se vierten en las cañerías diversos elementos como pelo, espuma de jabón y otros sólidos que pueden obstaculizar el paso del agua y provocar perforaciones en las tubería y fugas.
  2. Evita verter grasa y productos químicos como disolventes de pintura. Cuando tengas que limpiar sartenes con grasa acumulada, sácala antes de lavarla en la pica de fregar los platos con un poco de papel de cocina. Y procura no echar por el desagüe aguarrás o químicos que no estén preparados específicamente para la limpieza del hogar.
  3. Limpia con regularidad los desagües de tu casa. Establece la rutina de lavar una vez por semana todos los drenajes de tu domicilio y el tapón de los mismos. Vierte agua hirviendo para deshacer toda la grasa que se pueda haber acumulado en las tuberías.

como-detectar-una-fuga-de-agua-en-casa-tuberia-exterior

La mayoría de las fugas de agua son inevitables, pero la prevención contribuye a paliar sus efectos.

Saber cómo detectar una fuga de agua en casa no es un trabajo sencillo, pero si examinas con esmero cada uno de los posibles focos donde pueda estar produciéndose un escape de agua, puedes hacerlo.

No obstante, hay que tener en cuenta que muchas veces las pérdidas no se pueden ver a simple vista, ya que requieren la intervención de un fontanero o profesional en redes de saneamiento. No dudes en consultar a un especialista si te encuentras en apuros.

¿Tienes preguntas o comentarios?