Escoger una vivienda para vivir es un proyecto de vida. Apostar por un piso o casa antiguos, además, supone una inversión importante. Tenemos que ser estratégicos en cada una de nuestras decisiones, tanto si queremos reformar, como si analizamos la rehabilitación que se ha llevado a cabo. Nos fijamos si la zona donde se encuentra está muy surtida de servicios; en los acabados interiores y exteriores de la vivienda; en la calidad de cada uno de los materiales que formarán parte de la cocina, pasillos, comedor y recibidor, entre otras estancias; nos fijamos, incluso, en el sellado de puertas y ventanas, para garantizar el ahorro energético. Queremos hacer una radiografía básica por saber donde vamos a vivir, especialmente si la casa tiene que ser nuestra de forma indefinida. Pero, ¿en qué momento pensamos en todo aquello indispensable en cuanto al sistema de saneamiento tanto pluvial como residual?

Evidentemente, acabamos pensándolo, pero acontece una tarea desconocida, al menos por regla general y en términos de reparación a nivel particular. Optar por servicios de una empresa profesional, especialmente antes de que aparezcan problemas de atasco o escapes de agua, por ejemplo, es muy adecuado. Recordamos que, en caso de urgencia, Hidrotec dispone de un servicio activo las 24 horas del día y, su margen de maniobra en cuanto a diversidad de cañerías, es muy extenso.

Lo más aconsejable es optar por la prevención. Tenemos que saber si hay patologías a tratar. No sabemos cuál es el histórico de mantenimientos de carácter preventivo llevados a cabo hasta ahora por la comunidad (si es que hay una constituida, puede tratarse de una casa). O sí, podemos preguntárselo a los vecinos. Hay que diferenciar también aquellos elementos de uso privativo o comunitario. Hay instalaciones que se encuentran dentro de la vivienda y otros que no, pero que indirectamente pueden afectarnos.

Para informarnos del estado de cañerías y bajantes es adecuado hacer una inspección de cañerías con cámara de TV. Esta medida nos ayudará a contribuir en la eficiencia y la seguridad de nuestro hogar

Para informarnos del estado de cañerías y bajantes es adecuado hacer una inspección de cañerías con cámara de TV. Esta medida nos ayudará a contribuir en la eficiencia y la seguridad de nuestro hogar. En Hidrotec disponemos de más de 20 cámaras de TV para llevar a cabo inspecciones de cañerías. La peculiaridad de este servicio es que es versátil. Estos equipos se pueden introducir tanto en bajantes verticales como en cañerías horizontales a partir de 2 centímetros de diámetro. Cinco vehículos laboratorio a Hidrotec pueden encargarse de controlar las cámaras robotizadas de inspección de cañerías. Además, su tipo de montaje permite transformar los equipos de inspección de cañerías con cámara de TV en equipos totalmente portátiles.

Una vez hecha la inspección, se lleva a cabo también un informe sobre el estado del tramo de la cañería analizada. Se puede disponer también de grabaciones en MPEG y fotografías en formato JPG.

Patologías más comunes

Hay patologías que, tarde o temprano, según el envejecimiento de la cañería, pueden llegar a producirse si no somos cuidadosos. Pueden producirse roturas, escapes, atascos, corrosiones, degradaciones y juntas abiertas. Las más comunes producidas en una vivienda antigua están relacionadas con las cañerías de aguas residuales. Sucede especialmente en bajantes, debido a un uso incorrecto: vertido de residuos o, simplemente, aparición de impurezas por suciedad. Este tipo de cañerías son piezas clave que nos ayudan a depurar y filtrar los residuos y garantiza la higiene de la vivienda.

Un escape puede detectarse de varias maneras, ya sea a través de una inspección de la cañería o mediante una prueba de estanqueidad

Cada patología tiene una forma de proceder. En el caso de un escape, localizarla a tiempo es también garantía de ahorrarnos futuros estancamientos de agua y humedades, reformas todavía más serias. Un escape puede detectarse de varias maneras, ya sea a través de una inspección de la cañería o mediante una prueba de estanqueidad. También es importante identificar si las causas son externas o internas. El envejecimiento, aun así, no es la única variable que puede afectar una cañería o favorecer la aparición de un escape, puede ser que haya una conexión mala a la zona de juntas de las cañerías.

Tenemos que tener en cuenta, también, que quizás nuestras cañerías no hayan tenido –hasta el momento– una limpieza correcta y que se hayan acumulado restos de residuos a lo largo del tiempo. En caso de encontrarnos con esta situación, podemos optar por un servicio de desatasco y limpieza de cañerías con gran capacidad de aspiración y presión.

¿Tienes preguntas o comentarios?