La red de saneamiento de nuestras poblaciones es una infraestructura de gran importancia puesto que es la herramienta principal para la gestión de las aguas residuales, pluviales e industriales.

Para realizar una correcta gestión, primeramente, es necesario tener un buen conocimiento de la red de saneamiento, para posteriormente realizar las acciones preventivas y correctivas necesarias que permitan mantener la funcionalidad esperada de la red.

Aunque existen varias maneras de realizar una correcta inspección, la técnica que permite realizar esta tarea de la manera más exhaustiva y minuciosa es el uso de cámaras de inspección de tuberías, que nos permite conocer el estado exacto de la red de saneamiento. Estas inspecciones de las tuberías con cámara nos aportan información vital para gestionar correctamente la infraestructura y el mantenimiento de la red.

Tipologías de Cámaras de inspección de tuberías

La inspección de tuberías se realiza mediante diferentes tipologías de cámaras de TV, en función de los accesos, diámetros y longitudes de los tramos. En este sentido, existen dos clases fundamentales de cámaras de TV para la inspección de tuberías:

  • Cámaras de inspección de tuberías robotizadas
  • Cámaras de inspección de tuberías no robotizadas

 

camaras-de-inspeccion-de-tuberias

 

Mediante las cámaras de inspección de tuberías podemos detectar diferentes patologías, debidas a diferentes causas. Entre ellas destacamos:

  • Edad de la tubería
  • Uso de la tubería
  • Falta de mantenimiento
  • Movimientos del terreno
  • Acciones antrópicas externas
  • Otras

camaras-de-inspeccion-de-tuberias-robot-de-mantenimiento

 

Patologías presentes

Las patologías más comunes presentes en las tuberías pueden llegar a ser muy diferentes, pero existen varias que se repiten de forma general:

  • Roturas internas de las tuberías
  • Obturaciones debidas a la presencia de raíces e incrustaciones, tanto orgánicas como minerales
  • Colapsos en superficie
  • Juntas abiertas
  • Filtraciones en el suelo

Todas estas patologías producen afectaciones ambientales y una pérdida de la capacidad hidráulica de la tubería.

En definitiva, la cámara de inspección de tuberías es un instrumento básico y necesario para conocer el estado de la red de saneamiento tanto urbana como industrial. Esta información nos permitirá gestionar correctamente estas infraestructuras y alargar por tanto su vida útil manteniendo su funcionalidad.

¿Tienes preguntas o comentarios?