Las grandes ciudades suelen mostrarnos un ‘skyline’ de edificios variado. Las diferentes construcciones acaban siendo testigos del paso del tiempo, pero no siempre pasan parte de su vida útil de forma adecuada y segura. Desde Hidrotec creemos que es necesaria la rehabilitación y prevención en ciudades envejecidas. Hay que hacer un diagnóstico adecuado para encontrar la mejor solución. Según datos del INE de 2011, el porcentaje de edificios destinados a viviendas construidos entre los años 50 y 70 era del 35%; y, por contrapartida, el de edificios destinados a viviendas construidos antes de 1980, del 56%. El mantenimiento periódico de las redes de saneamiento y todo sistema de canalizaciones se convierte, pues, en una decisión obligatoria.

Desde 1996 nos dedicamos a trabajar con sistemas de rehabilitación de tuberías sin obras, muy útil para una correcta rehabilitación y prevención en ciudades envejecidas. En caso de que haya que poner en práctica alguno de éstos para la rehabilitación y prevención en ciudades envejecidas, se puede elegir entre un gran abanico de actuaciones, siempre según se trate de reparaciones puntuales; reparaciones de mayor envergadura y de todo tipo de canalizaciones; de redes de alcantarillado e industriales, o de 50 milímetros a 1.600 milímetros de diámetro. En Hidrotec se pone en marcha la rehabilitación de tuberías con manga continua, la de bajantes y la de carácter puntual entre otras reparaciones de tuberías sin obras.

 

Edificios que necesitan una rehabilitación y prevención en ciudades envejecidas

Desde Hidrotec creemos que es necesaria la rehabilitación y prevención en ciudades envejecidas.

 

Una rehabilitación de tuberías con manga continua es óptima para tuberías y canalizaciones de longitudes, formas, diámetros y materiales diferentes. Este sistema de encamisado consiste en la introducción de una manga de fieltro de poliéster con resina y se hincha mediante presión de agua o aire. El proceso de curado se produce en el sitio en el que se actúa y dará lugar a una tubería totalmente renovada, dejando la antigua tubería como encofrado perdido.

Otro elemento acusado por el paso del tiempo son los bajantes de los edificios. En la empresa contamos con un equipo de profesionales con gran experiencia en la renovación de dichos elementos, y a través de un procedimiento sin obras que no cierra las acometidas: eso evita las molestias que se puedan producir en la edificación –en centros educativos, hospitales o viviendas particulares–. Su ejecución permite conservar intacto el suelo y las paredes, ahorramos también un sobrecoste al no haber obras y el proceso es muy limpio. Puede llevarse a cabo, por ejemplo, con el sistema de proyección interna SprayForm. Se trata de un sistema económico, sostenible, rápido y además se elude la sustitución y posterior gestión de tuberías de fibrocemento.

Según datos del INE de 2011, el porcentaje de edificios destinados a viviendas construidos entre los años 50 y 70 era del 35%

En el caso de encontrar una rotura, un desgaste o una degradación localizada de una tubería, habrá que optar por una rehabilitación puntual. El sistema Part-Lining es uno de los habituales en zonas urbanas y, cabe decir, que también se pone puede utilizar en la reparación de bajantes.

Una inspección adecuada para la rehabilitación y prevención en ciudades envejecidas

La prevención es una de las partes más importantes de cuidar el conjunto de edificios de una ciudad, si es que no se opta por reemplazarlos. Para llevarla a cabo, En Hidrotec se realizan inspecciones de tuberías con cámara de televisión. Hay de diferentes tipos y se pueden utilizar en todo tipo de infraestructuras, las hay robotizadas y autónomas o no robotizadas fácilmente portables. Se pueden mover tanto por redes de alcantarillado como de agua potable, redes contra incendios o bajantes. Estos equipos pueden filmar tuberías en posición vertical e inclinada y permiten ir hacia atrás.

Se utilizan para identificar la localización de patologías, pero también para ver cuál es el estado en el que se encuentra la tubería y su nivel de degradación. Es un sistema que ayuda a valorar qué método es el mejor para rehabilitar la tubería.

 

Edificios en construcción

La prevención es una de las partes más importantes de cuidar el conjunto de edificios de una ciudad, si es que no se opta por reemplazarlos.

 

A partir de toda la información visualizada también se elaboran informes de inspección sobre el estado de la infraestructura estudiada. Las características principales de estas cámaras, no robotizadas, son:

  1. Capacidad de inspección vertical y horizontal.
  2. Pueden inspeccionar tuberías a partir de diámetros de 2,5 centímetros.
  3. Hace posible el acoplamiento de un sistema localizador.

Las cámaras robotizadas tienen una autonomía de hasta 300 metros lineales y disponen de cabezales rotativas de 360 grados, además, de zoom óptico de 12 metros, visión axial, iluminación LED y software de medición de pendientes. Otras muchas de sus características son:

  1. Su sistema tractor permite salvar obstáculos y elevar la cámara que inspecciona por encima del agua.
  2. Como cumplen con la Directiva Europea ATEX se les permite su uso en ambientes con atmósferas explosivas.
  3. Permite el acoplamiento del sistema perfilador láser, útil para realizar mediciones de las deformaciones de tuberías de entre 150 y 1.100 metros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *