24 horas / 7 días

Fosa séptica: qué es y 4 consejos de mantenimiento

10 agosto 2021

¿Qué es una fosa séptica?

¿Te estás preguntando qué es una fosa séptica? Una fosa séptica es un receptáculo de tamaño considerable que acoge y trata las aguas domésticas de carácter residual de nuestro domicilio. Al llegar allí todo tipo de materia orgánica, ésta inicia su evolución físico-química.

La mayoría de estos recipientes se encuentran en núcleos rurales o residencias que están lejos de la ciudad y no disponen de conexión a la red de alcantarillado de la zona.

4 Consejos útiles para cuidar una fosa séptica

Como ya sabes qué es una fosa séptica, a continuación te contamos 4 consejos útiles para cuidar de la mejor forma posible la fosa de nuestra casa.

1. Hacer una inspección anual

Realizar una inspección anual es altamente recomendable, más aún si la fosa séptica es antigua. Además, debemos cumplir con la periodicidad de revisiones marcada por las directivas de protección del medioambiente del reglamento de la Comunidad Europea.

esquema de fosas sépticas
Esquema de fosas sépticas. Fuente: Wikipedia.

2. Establecer rutinas de limpieza en periodos cortos

Estas rutinas deben consistir en observar el nivel de sólidos acumulado a lo largo del tiempo, puesto que pueden producirse sobrecargas.

En este sentido, van de maravilla los llamados aceleradores de descomposición orgánica, que no son otra cosa que compuestos que favorecen la actividad biológica. Éstos preparados están formados por un granulado elaborado a base de microorganismos que ayudan a la descomposición de la materia orgánica que se deposita en la fosa séptica.

Cabe decir que, por lo general, la mitad de lo que se acumula en la fosa séptica se descompone fácilmente, transformándose en una especie de lodo. Lo conveniente es que, una vez vaciada la fosa séptica, su contenido se trate debidamente y se transporte a una planta de tratamiento.

La mitad de lo que se acumula en las fosas sépticas se descompone fácilmente, transformándose en una especie de lodo.

3. No emplear productos que perjudiquen la red de saneamiento

Siempre ha de conocerse la composición de los productos a emplear y estar alerta a las indicaciones del fabricante, dispuestas en el propio producto.

Los productos de limpieza, también pueden erosionar el material interno. Por ello debemos usar las cantidades adecuadas y respetar los tiempos entre aplicaciones.

4. No mezclar vertidos de agua limpia y de lluvia

Desaconsejamos mezclar vertidos de agua limpia y de lluvia, porque puede repercutir en la función de una fosa séptica. ¿Por qué? Muy sencillo: una correcta separación de aguas residuales y fecales de las limpias contribuirá a un uso ecológico y responsable del agua que utilizamos. En Hidrotec promovemos el uso sensato del agua y garantizamos un mantenimiento adecuado de la infraestructura. Nos tomamos en serio el reciclaje de este bien escaso. Por poner un ejemplo práctico, en la empresa contamos con camiones de reciclaje de agua, con un rendimiento superior a los vehículos convencionales.

Tras realizar la succión del residuo, éste se filtra en el interior de la cuba para obtener de nuevo agua aprovechable para la limpieza del sistema de saneamiento, alcanzando así un ahorro medioambiental importante. De esta manera, ahorramos tiempo en desplazamientos, puesto que nuestra flota de camiones no ha de repostar agua.

desagüe
Hay que ir con cuidado de no tirar sólidos que puedan obstruir las canalizaciones.

Espero que os hayan sido útiles nuestros consejos y sepáis más sobre qué es una fosa séptica. Para cualquier consulta, contamos con un equipo de profesionales con los que puedes resolver tus dudas, así como conseguir más información de tu caso en concreto. No dudes en contactar con nosotros y pedir un presupuesto personalizado para solucionar los problemas de tu fosa.