Como hemos comentado en numerosas publicaciones, las redes de alcantarillado requieren un mantenimiento periódico, y más si acumulan años sin haber sido inspeccionadas. Pueden hallarse patologías que pueden dañar elementos de toda la infraestructura y acabar por evolucionar a problemas más graves, como convertirse en focos de malos olores. En el caso de las tuberías de obra nueva, también es aconsejable una inspección, para así comprobar la calidad de los materiales y la calidad de su ejecución. Pero y ¿qué pasa con los colectores visitables?

Hay que tener en cuenta que un colector recoge una gran cantidad de aguas de un conjunto de alcantarillas y las transporta hasta otros conductos que mueren a un cauce público, donde van los vertidos autorizados correspondientes. Ahora bien, puede que los colectores sean industriales, y no urbanos. Los tipos de actuación son muy diferentes en cada caso, puesto que la agresividad de las aguas residuales que fluyen por unos y otros puede ser muy distinta en función de la naturaleza físico-química de sus componentes.

 

operario realizando trabajo en una colector transitable, en una espacio confinado

Operario, durante una actuación en un colector transitable.

 

Desde Hidrotec se realizan actuaciones especiales en este tipo de conductos y se dispone de personal técnico especializado en la realización de tareas de inspección, mantenimiento y rehabilitación del interior de colectores y tuberías transitables, siempre cumpliendo con todas las normativas de seguridad pertinentes.

En este sentido, Hidrotec invierte en formación relacionada con trabajos especiales en espacios confinados. Hay personal técnico preparado para trabajar en este tipo de entornos. Dicho personal realiza desde la inspección previa directa o mediante cámara de TV, hasta la completa rehabilitación de la tubería utilizando diferentes métodos en función de las patologías presentes.

Las inspecciones de colectores visitables se realizan por el personal técnico especializado, mediante observación ocular directa. Estos técnicos realizan previamente mediciones de la calidad del aire del colector a través de equipos que detectan y analizan la concentración de gases tóxicos (O2, CO, CH4, H2S). Se dispone también de equipos ventiladores de aireación para mejorar las atmósferas. En los casos donde existe presencia de gases, los operarios utilizan equipos de respiración autónomos durante las inspecciones.

Seguridad a través de la inspección

Sin embargo, hay situaciones dónde la elevada concentración de gases o incluso la presencia de atmósferas explosivas desaconsejan la inspección ocular. En estos casos, siempre y cuando las dimensiones lo permitan, se utilizan cámaras de inspección robotizadas certificadas para trabajar incluso en atmósferas explosivas (ATEX). La ventaja de utilizar la cámara de inspección es la seguridad que aporta gracias a su control remoto y el registro de las imágenes obtenidas que ayudan a complementar el informe de inspección emitido. En este informe se presenta tanto el trazado inspeccionado como las indicaciones de las patologías detectadas y sus comentarios.

 

Colectores visitables foto de detalle

Imagen de un colector visitable, durante una actuación por parte del personal especializado de Hidrotec.

 

Gracias a las inspecciones en colectores visitables podemos visualizar el interior de la red de saneamiento y evaluar su estado y por tanto planificar actuaciones de limpieza y mantenimiento. Una inspección marca el tipo de solución que se ha de llevar a cabo, pero también ayuda a evaluar los trabajos de rehabilitación ya concluidos. Por ejemplo, si hay que rehabilitar un colector, existen diferentes sistemas de aplicación puntual (Sistema de rehabilitación puntual Part-Lining) y de aplicación continua (Sistema de rehabilitación mediante encamisado de manga continua, en los que se encuentran el de curado por agua caliente o mediante luz ultravioleta).

La inspección marca el tipo de solución que se ha de llevar a cabo, pero también ayuda a evaluar los trabajos de rehabilitación ya concluidos

Por otro lado, los colectores urbanos pueden ser receptores de grandes cantidades de agua debido a una lluvia torrencial. Con lo que pueden atascarse con facilidad, e incluso alojar todo tipo de residuos arrastrados hasta allí. Lo más conveniente es realizar un mantenimiento preventivo y observar si la operatividad del colector es la óptima. La manera más aconsejable de prevenir un atasco es realizando limpiezas periódicas como las que realiza Hidrotec con su flota de camiones medioambientales mixtos de alto rendimiento. Es un servicio básico que ha de dejar el conducto libre de impurezas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *