Las causas de los atascos en las tuberías pueden ser muy variadas. A continuación veremos las seis causas más comunes para poder evitarlas y prevenirlas; y, seguidamente, qué hacer cuando suceden.

¿Cuáles son las 6 causas principales de los atascos en las tuberías?

  1. Tuberías con poca pendiente: el mínimo necesario es una pendiente del 2%, si ésta es menor, dificultará que los residuos fluyan con normalidad y provocará retenciones y atascos; aunque solamente sea por culpa de los restos de jabón. Muchas veces no lo pensamos, pero los detergentes de lavadora y lavavajillas, debido a la espuma que crean, poco a poco crean sedimentos que no pueden fluir correctamente por las tuberías si no hay suficiente pendiente. Esto, además, puede facilitar la creación de una capa sólida que puede llegar a taponar las tuberías.
  2. Tuberías con una sección inferior a la recomendada: se trata de una de las causas principales de los atascos: si las tuberías son de un diámetro demasiado pequeño, puede dificultar la evacuación del agua, aparte, cualquier objeto mínimamente grande puede quedarse atascado.
  3. Una instalación de derivaciones mal diseñada: si la instalación no fue hecha por un buen profesional, nada te garantiza que en un futuro se puedan llegar a atascar las tuberías de tu vivienda. Para evitar problemas, la instalación debe tener el mínimo de giros posible, de esta manera impediremos la acumulación de residuos y facilitaremos la circulación del agua. Además, cualquier reparación de este tipo de errores, requiere la atención de un equipo profesional con garantías.
  4. Raíces del jardín: Este, aun ser un problema muy común, es uno de los más difíciles de reparar, ya que se debe cortar las raíces y recomponer la tubería. En cualquier caso, es un problema que debe tratarse por profesionales que le garanticen una reparación adecuada. Se puede solucionar con un fresado y una reparación a base de packers, encamisado mediante manga continua o por proyección con el sistema Sprayform.
  5. Instalaciones antiguas, deterioradas: a lo largo de los años, las tuberías pierden sus propiedades, volviéndose menos deslizantes y facilitando la adherencia y acumulación de residuos en ellas. Esto provoca retenciones y hasta puede llegar a producir, no sólo atascos, sino también roturas y filtraciones. Según el trazado y estado de las canalizaciones se pueden utilizar diversos sistemas de rehabilitación de tuberías sin necesidad de realizar obras.
  6. Una manipulación incorrecta de los residuos: la causa principal de los atascos es el vertido de restos que no deberían llegar a las tuberías; así como aceites, restos de comida, u otros residuos.

atascos-tuberias-camion

De acuerdo, pero, ¿qué podemos hacer cuando nos encontramos con el atasco?

Si un desagüe no traga agua, lo más evidente es que está obstruido y se debe destascar la tubería. El problema lo encontramos en que desconocemos qué ha atascado la tubería. En la gran mayoría de casos, los productos químicos son incapaces de disolverlo y solucionar nuestro problema, es más, podríamos empeorarlo por desconocimiento; ya que es muy posible que lleguemos a quemar la porcelana del inodoro sin querer.

El primer paso a seguir es intentar usar el tradicional desatascador de ventosa, ya que nos es útil si se trata de un atasco pequeño que sólo precisa de un empujoncito. No obstante, muchos atascos no se solucionan tan fácilmente, y debemos llamar a un profesional para que nos ayude. Como experto, dispone de las herramientas necesarias para poder corregir cualquier problema. Así, empezará con una especie de jeringa, que es un desatascador profesional, y luego lo intentará con una culebrilla, una herramienta más eficaz que los sistemas de succión e impulsión anteriores, ya que éste busca extraer el causante del atasco.

atascos-tuberias

Si ninguna de estas soluciones funciona, se puede resolver el problema gracias a máquinas de presión de agua o una máquina rana, que es un artilugio muy agresivo que busca perforar el causante del atasco. Estas soluciones más extremas, especialmente la máquina rana, deben ser usadas con mucha precaución, ya que al ser tan violentas pueden deteriorar las tuberías.

Recuerda que el correcto mantenimiento de tu sistema de tuberías sólo debe ser manipulado por profesionales de confianza para evitar futuros problemas.

 

¿Tienes preguntas o comentarios?