La empresa de Hidrotec, con 25 años de trayectoria, ofrece servicios integrales en materia de desatascos y limpieza de canalizaciones a los habitantes y empresas de los diferentes municipios de Barcelona, como Sabadell, Badalona, Cerdanyola del Vallès, Granollers, Terrassa, Sant Cugat del Vallès o Rubí, que es donde está su sede. Son especialistas en todo lo que a rehabilitación, mantenimiento y prevención de tuberías se refiere. Convertirse en especialistas significa haber estado a la vanguardia de todo tipo de sistemas que cumplan con esas tres máximas, pero también haber estado atentos a la aparición y evolución de los materiales más resistentes en materia de canalizaciones. A continuación, descubriremos el amplio abanico existente de tuberías, sus materiales y usos.

 

tuberías, sus materiales y usos

 

Las tuberías son conductos básicos para cualquier sistema de saneamiento y tienen como finalidad distribuir tanto líquidos como gases. Los materiales con los que se han elaborado a lo largo del tiempo han ido evolucionando hasta obtener canalizaciones cada vez más resistentes. Aun así, los residuos y el paso del tiempo siempre han supuesto un problema que las ha afectado. Cada instalación es un mundo y la rehabilitación puede hacerse necesaria en cualquier momento por un imprevisto.

La elección del tipo de tuberías, sus materiales y usos

Decidir cuál es el mejor material para una tubería irá en función de tres pautas: precio, durabilidad y fiabilidad. La adquisición de una tiene que ir relacionada también con el uso que le queramos dar y al ambiente en el que sea expuesta. Las tuberías que existen puede ser de plástico, metal, hormigón o polietileno y pueden darse diferentes usos según el material.

En el caso del plástico, las tuberías suelen responder a características como duraderas, ligeras y baratas. Podemos encontrar materiales diferentes que pueden adaptarse al tipo de líquido a transportar. Por ejemplo está el PVC (siglas que responden al término ‘policloruro de vinilo’) suelen ser las más utilizadas, especialmente para fabricar tuberías de plástico para desagües.

Por otro lado, está el polietileno, considerado como el segundo tipo de plástico más usado en materia de tuberías. El polietileno es además flexible y permite una instalación sencilla. Este compuesto ofrece más facilidades y resistencia si es reticulado. Y es que las tuberías de plástico pueden ser multicapa. Esto significa que puede contar con un componente termoplástico, resistente al calor, y con aluminio en diferentes niveles de capa. Esta tipología puede soportar el paso de agua caliente y fría, incluso se utiliza en el ámbito sanitario. En el abanico de tuberías de plástico también existen las llamadas PolyPipe®. Se distinguen fácil porque son de color negro y que se caracterizan por resistir altas presiones de agua. De hecho, suelen utilizarse para redes contraincendios. Para ajustarnos al máximo a nuestro objetivo, hay que conocer bien las tuberías, sus materiales y usos.

Las tuberías de metal permiten resistir altas temperatura teniendo varios usos dedicados, especialmente a la aplicación industrial. Su instalación es fácil, flexible y rentable

Con tuberías hechas a partir del metal, encontramos las de cobre, acero inoxidable y galvanizadas, entre otras. En el primer caso, este tipo permite resistir altas temperatura teniendo varios usos dedicados especialmente a la aplicación industrial. Su instalación es fácil, flexible y rentable. Su ligereza reduce los costes de transporte, así como de mano de obra por su fácil utilización.

Las tuberías de acero inoxidable se utilizan tanto el campo de la industria como en el del hogar (grifería en cocina y servicios). Son resistentes, simples, funcionales e incluso decorativas. Entre sus muchas ventajas está el bajo nivel de corrosión, facilidad de reciclaje y durabilidad. Las tuberías galvanizadas, por otro lado, presentan una gran resistencia a la corrosión, puesto que están cubiertas de zinc. Suelen utilizarse en los hogares y en los recintos comerciales.

Tuberías y agresiones externas

Las canalizaciones sufren numerosas agresiones externas, como hemos dicho en varios artículos de blog. Por ello, conocer el extenso mundo de las tuberías, sus materiales y usos puede resultarnos beneficioso. Y es que pueden aparecer desde malos olores, hasta degradación por productos químicos y fisuras por almacenamiento de sólidos que provocan atascos.

 

tuberías, sus materiales y usos

 

La incrustación de materiales en la canalización puede ser un supuesto posible, pero antes de lamentarlo, podemos actuar con previsión e ir haciendo las revisiones que tocan. Si nos acabamos de instalar en una vivienda antigua y nos sabemos en qué estado están las tuberías, conviene mirarlo; si rehabilitamos una casa, puede que una revisión interna, a través de una inspección mediante cámara de TV, pueda ayudarnos a agilizar nuestro descubrimiento, obteniendo además un diagnóstico certero.

Rehabilitación de tuberías

Cualquier inconveniente producido en una instalación tiene remedio. Actualmente desde la empresa de Rubí se ponen en marcha sistemas de rehabilitación de tuberías de lo más innovadores e inocuos, tanto si se trata de una problemática puntual o integral.

En el caso de que se observen patologías de manera continua a lo largo de la tubería, existe el sistema de encamisado de tuberías sin obras, que consiste en el revestimiento interior mediante manga impregnada con resina y posterior curado con agua caliente o UVA. ¿El resultado? Una tubería totalmente renovada.

En el caso de que requiramos una rehabilitación puntual (grietas, desgaste, etc.) existe el sistema Part-Lining, usado tanto para rehabilitación en la red de saneamiento industrial, como zonas urbanas y reparación de bajantes de edificios.

En el caso de que se observen patologías de manera continua a lo largo de la tubería, existe el sistema de encamisado de tuberías sin obras

Una vez ubicada la parte afectada mediante una visión previa en cámara de TV, introduciremos una manguera neumática o packer (recubierta de un encamisado de fibra de vidrio impregnado con resinas a base de silicatos). Ésta se hinchará dentro hasta quedar adherida y, ya habiéndose solidificado la resina, la manguera se deshinchará y retirará. La tubería rehabilitada quedará sellada con la fibra de vidrio colocado en su interior.

Limpieza de tuberías

También puede ser que la canalización no haya sufrido daños y que simplemente haya que limpiarla. En este caso, desde Hidrotec, se desempeñan tareas de limpieza de tuberías que se realizan a través de unos camiones concebidos para ello. Su objetivo, además de limpiar, también contribuye a mejorar el medioambiente puesto que algunos vehículos de la flota reciclan el agua con el que trabajan. Así se cumplen objetivos: por un lado, evitar un desplazamiento del vehículo a por más agua y el ahorro de tiempo.

Los vehículos de Hidrotec también tienen grandes prestaciones, además de una gran capacidad de aspiración y presión. También los hay capaces de acceder a lugares de dimensiones reducidas, como aparcamientos subterráneos, y transportar residuos peligrosos (ADR).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *